Logo

REPRESENTANTES DE SOCIEDAD CIVIL ADVIERTEN SOBRE DECISIONES DE RD EN OEA

Observaron que RD apoyó posiciones contrarias a la legislación nacional, que amenazan a la niñez, la familia, la mujer y las libertades ciudadanas.

POR RYN
PUBLICADO EL 05 DE Jul DE 2024 04:00 PM
LECTURAS 218

Representantes de la sociedad civil de la República Dominicana participaron en la 54va Asamblea General de la OEA celebrada en la ciudad de Asunción Paraguay, del 26 al 29 de junio del presente año, 2024.

Rossa Yvonne Núñez, directora del Grupo Acción Cristiana, y Omayra Álvarez, directora de JUCUM, expresaron gran pesar por las decisiones asumidas por la delegación de la República Dominicana en diversos temas cubiertos dentro de la Resolución sobre Derechos Humanos, emanada de dicha Asamblea.

Observaron que la República Dominicana optó por apoyar posiciones completamente contrarias a la legislación nacional, que además amenazan gravemente a la niñez, la familia, la mujer y las libertades ciudadanas. Entre los principales temas que presentaron como objeto de su preocupación se encuentran los siguientes:

 

1.       Promoción del transgenerismo, por medio de la terminología: “mujeres en toda su diversidad”. (Aunque RD rechazó promover el transgenerismo en el caso de menores de edad, justificó la promoción de la ideología transgénero con adultos, citando como su aval un documento preparado por el Ministerio de la Mujer, denominado el Plan Nacional de Igualdad y Equidad de Género, PLANEG III, el cual también promueve abiertamente la legalización del aborto).

2.       Promoción del aborto, a través de la terminología: “salud sexual y reproductiva” y “derechos reproductivos”.

3.       Imposición por ley de las "identidades de género autopercibidas", las cuales son contrarias a la realidad biológica.

4.    Prohibición de consejería y apoyo a niños, adolescentes y adultos que enfrenten confusión con su identidad sexual, usando la terminología: "prohibición de prácticas dirigidas a modificar o suprimir la orientación sexual, la identidad o la expresión de género". 

5.       Promoción de la censura, al aceptar términos de carácter altamente subjetivo, que son usados como arma ideológica de censura y restricción de la libertad de expresión, de conciencia y de culto contra quienes buscan proteger la familia y la niñez. La terminología usada es: “condenar los discursos y las manifestaciones de odio" contra las personas por su "orientación sexual, identidad o expresión de género".  

6.    Consentimiento con la sección numerada como xx, la cual está exclusivamente enfocada en privilegiar a los grupos LGBTI. Con relación a esta sección, una cantidad importante de países asumieron la acertada y valiente posición de objetarla y/o confrontarla, lo cual no hizo la República Dominicana. Entre las naciones que incluyeron notas al pie para presentar sus objeciones se encuentran: Paraguay, el Salvador, Barbados, Granada, Guyana, Argentina y Perú, entre otros.

 

Tanto Omayra Álvarez como Rossa Yvonne Núñez argumentaron que “todos estos temas son de carácter profundamente ideológico, de interpretación subjetiva”. Expresaron además que: “se constituyen en un lenguaje no acordado, sobre los cuales no existe consenso alguno en muchas de las naciones miembros de la OEA, incluyendo la República Dominicana”.

 

“Estas terminologías y expresiones no están avaladas por la legislación nacional, la cual protege la vida desde la concepción y la familia natural, basada en la unión de un hombre y una mujer”, agregaron.

 

Las activistas catalogaron los temas mencionados como parte de una “agenda ideológica que ha probado ser un experimento social muy dañino a la niñez, la familia, a la mujer, y en general a las libertades ciudadanas, con abundancia de evidencias en múltiples países”.

 

Omayra Álvarez y Rossa Yvonne Núñez exhortaron a las autoridades nacionales a dar un giro al camino asumido, “a abandonar la promoción de una agenda impuesta por organismos internacionales que ha demostrado ser tan perjudicial, y en lugar de eso, alinear sus decisiones a la legislación de la República Dominicana y los mejores intereses de la mayoría de la población”. 

 

“Todavía no es tarde para repensar estas posiciones; este momento es un buen tiempo para elegir el buen camino, considerando que la República Dominicana es una nación libre, soberana e independiente, y que el respeto a sus leyes y la protección de las futuras generaciones debe ser la prioridad nacional, por encima de los intereses de agencias internacionales”, expresaron.

Las activistas concluyeron motivando al pueblo dominicano a activarse en la defensa de la patria, a levantar la voz, y a orar a Dios para que conceda a las autoridades la sabiduría, discernimiento y valentía necesarias para tomar las decisiones que realmente favorecen a la nación, por encima de la voluntad de los poderosos. 

 

Cerraron su exposición recordando las palabras del Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte: "Trabajemos por y para la Patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos". Juan Pablo Duarte.

 

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=8ln_40ak26s&t=98s


 

Fuente: Video publicado por JUCUM Santo Domingo
https://www.youtube.com/watch?v=8ln_40ak26s&t=98s

 

SUSCRÍBETE

Inscribe tu correo electrónico aquí para recibir noticias de Vota Bien.